BLOG

La giba nasal esta formada por hueso y cartílago

La presencia de una giba nasal genera modificaciones importantes en la forma externa de la nariz, pero también puede estar asociado a alteraciones de la respiración nasal, por eso es muy importante seguir las siguientes recomendaciones.

  1. Definir una probable causa de la giba: trauma, congénita, cirugías previas etc..
  2. Establecer si la giba es de hueso, cartílago ó ambos
  3. Definir si hay desviación del tabique asociada que genere obstrucción nasal
    1. Por medio del análisis endoscópico intranasal
  4. Análisis facial personalizado para establecer que tanto se puede reducir la giba nasal, según la conformación de tu cara
  5. Simulación nasal: te permite experimentar que tanto va a cambiar tu nariz, así estarás un poco más orientado con el cambio.

La giba nasal es una deformidad muy común, teniendo repercusiones estéticas y funcionales que deben ser muy bien evaluadas antes de realizar cualquier cambio, para crear una nariz lo mas natural acorde a tu rostro que te permita respirar adecuadamente.

WhatsApp Escríbenos por WhatsApp
Menú